viernes, 20 de mayo de 2016

Final Four 2016 (I)

Photo: Euroleague.net
Click here to read the post in English

No es la primera vez que lo comento, con frecuencia buscamos la "clave" del resultado de un partido. Buscamos en las estadísticas, hablamos de variantes defensivas, una jugada perfecta diseñada por el entrenador, un jugador en baja forma o una actuación espectacular.

A veces lo complicamos demasiado y otras buscamos simplificar hasta límites absurdos los "por qué". En realidad, no hay una sola razón en el deporte, y ello lo hace, especialmente el baloncesto, fantástico e impredecible.

Pudimos ver tantos detalles durante el CSKA - Fenerbahce... Nos llevaría días analizar el partido para tratar de estudiar en profundidad cada acción. Como es habitual, traeré algunos de esos detalles y realmente espero que podamos ver más partidos tan magníficos como este en los próximos años.



Tal como mencionaron en @Euro_Adventures podcast esa quinta falta puede haber sido uno de los mayores golpes de "suerte" de los últimos años. Vorontsevich sale y Khryapa vuelve a la pista. Su rendimiento en esos últimos diez minutos de la final ha sido suficientemente alabado a estas alturas. Pero, ¿habría estado en la pista de no cometer Vorontsevich la quinta falta? ¿entraba dentro del plan que volviera a jugar? Nunca lo sabremos, pero está claro que una situación potencialmente peligrosa para el CSKA se convirtió en algo positivo para ellos. Si algo así no nos hace pensar a los entrenadores... 

El partido empezó con un emparejamiento interesante. Kalinic defendiendo a De Colo. Probablemente con la idea de cambiar en los bloqueos directos para cortar el ritmo al francés y además evitar ventajas interiores en las continuaciones de bloqueos o en el rebote ofensivo. Siete puntos del CSKA y dos faltas personales del serbio (que hubo de ser sustituido) dieron la primera "victoria" del partido a los rusos. 



Es un tema que tratamos con frecuencia, y ya he escrito sobre ello aquí,  aquí, aquí, aquí, aquí, y no hace muchos días aquí. No es una sorpresa ver a equipos cambiando en diversos bloqueos directos. Tener jugadores como Kyle Hines (quien también aparece por estos lares) o Udoh, sin duda ayuda. Vimos muchas buenas acciones defensivas de estos jugadores durante este partido final de la temporada de Euroliga.

He contado trece situaciones donde Hines cambia en la defensa del bloqueo directo. ¿Adivináis cuántos puntos anota Fenerbahce contra él? Cero. Ni un solo punto anotado directamente por los "pequeños" en ese desajuste. Fener consigue dos puntos de un rebote ofensivo (Vesely contra Kurbanov) y eso es todo en trece posesiones. Obviamente, hay también un esfuerzo colectivo, y otros jugadores implicados, pero Hines es un seguro de vida en esas acciones. 



Seguiremos hablando de este partido en la siguiente entrada. Permaneced atentos. 
Publicar un comentario en la entrada